17

No se obligue a llevar una vida más espiritual. Es una ilusión que un verano en la playa lo va a dejar más contemplativo y que todo un año en la ciudad lo va a trastornar un poco más. Piénselo así: a usted la playa le gusta por la arena y el mar, y no por alegorías de un horizonte anaranjado. Lo mismo que con los automóviles: a usted le fascinan esas máquinas diseñadas con sofisticación, y los nombres que las nombran calados en metal, pero no por la armonía que, se supone, uno iría a alcanzar sentado adentro de un auto nuevo. Que la playa le guste por ser playa y los Mercedes Benz por Mercedes Benz está bien. Conténtese con eso por ahora, que no es poco. Digamos que a usted le encanta lo que es, la vida tal cual se puede percibir y nada más, y que se incomoda ante esas supuestas presencias que están pero que no se pueden ver. No se obligue a llevar una vida más espiritual.

Respire el aire de playa que parece más puro y estimulante. Después viaje en un Mercedes y huela ese otro aire con olor a cuero curtido y lustrado y note cuál de los dos es más intenso. Haga las dos cosas y después siga leyendo.

¿Cómo está? ¿Ya olió? ¿Cuál eligió? Bien. Ahora pregúntese cuál de las dos sensaciones lo remite a soñar un crepúsculo en el mar. ¿Es la playa o es el auto? Da lo mismo, ¿no es cierto? Usted conoce lo que es estar en la playa a deshoras, cuando todos se han ido a sus casas a prepararse para las actividades de la noche; y también sabe lo que estar parado adentro de una concesionaria mirando absorto modelos deportivos de Mercedes que no llega a pagar. En síntesis, a usted todo le produce sensibilidad, idealismo. Cualquier cosa. Siga contento: este es otro paso.

Ahora bien, ¿pudo notar ya que usted se permite vivir experiencias espirituales nada más cuando no le alcanza para pagar o cuando se siente solo? ¿Ya sea en la concesionaria o en la playa? Pregúntese por qué es así de barrilete. Pregúntese por qué abandona su vida espiritual cada vez que tiene qué gastar y con quién, y en cambio recurre a ella cuando se le acabó la limonada por decirlo de alguna manera. ¿Qué tiene de inalcanzable una puesta de sol si uno la mira desde el asiento de adelante de un Mercedes Benz? No quiero presionarlo yo tampoco. Fíjese por usted mismo, con atención, si, en usted, las imágenes de lo espiritual no caducan ni bien se les antepone una presencia material. No se sueñan horizontes inalcanzables si un vidrio polarizado se les antepone quiero decir. A lo mejor porque el olor intenso de los tapizados de cuero distraiga. No se culpe.

Pero, por el contrario, fíjese cómo, también en usted mismo, la vida material no sufre ningún eclipse ante las imágenes espirituales, de tal modo que las mismas imágenes espirituales son veladas por la fuerza de la forma fija. Aquellas se vuelven, a su vez, vívida materialidad y nada más, como si ésta les chupara el huesito, pelándoles el alma que no dejaba enfocar.

¿Qué va a hacer ahora? ¿Va a comprar un auto o se va para la playa? Quédese quieto. Respire. Mire por la ventana. Piense que, en ese cuarto donde se encuentra ahora leyendo esto -un cuarto tan habitado por usted a lo largo de su vida-, nunca se sintió tan presente y tan ausente a la vez como ahora mismo. Y si, por casualidad, está leyendo esto en un bar, no lo dude: pague y levántese. Camine hacia su casa. Piense en lo que le espera: lo suyo, sus aromas y sus olores, sus colores y sus formas, sus músicas y sus ruidos, y sus ansias y abandonos. Camine. Respire. Siga. No se obligue pero siga. Que, enhorabuena, nunca haya vuelto a casa ahora mismo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 17

  1. TheQueen dijo:

    Que suerte que alguien me festeje mi “no espiritualidad” en tiempos de “Artes de vivir” y fuentecitas eléctricas con agua podrida en salas de espera oscuras…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s