18

Mire en la televisión y en las revistas a las celebridades vestidas por Versace. Cómprese un jean Versace –uno de esos modelos con apliques en color oro- y póngaselo. Sienta cómo el calce en su cuerpo no lo hace sentir más especial. Pregúntese por qué a los otros sí. Fíjese en su resumen bancario el dinero que le queda. Dése cuenta que su compra lo dejó sin fondos. Salga a la calle vestido con su jean Versace y paséese por los lugares donde solía ir. Note que lo miren raro, que no le quede bien usar esas opulencias en sus hábitats. Reciba una invitación por parte de amigos para salir a comer afuera y, una vez aceptado el convite, compruebe que no le quede mucho dinero para gastar. Concluya en que es mentira que si usa Versace empieza a ser como una celebridad distendida. Si usted se pone un Versace queda igual pero con un jean Versace. Pregúntese si no estará enfocando mal el problema. Tal vez lo que tenga que hacer para llegar a vivir una vida distendida alguna vez sea empezar por comprar algún jean marca Pumba y disfrutarlo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 18

  1. TheQueen dijo:

    Ser Diva es más que usar strass…también es usar leopardo ;P

  2. silvia dijo:

    No soy carne de shopping, prefiero el Carrefour, Emaus o bien negocito de barrio, pero me da mucha fiaca salir a comprar ropa!
    Así que estoy esperando, que azarosamente venga a uno de mis trabajos, una de esas señoras vendedoras de pilchas con sus grandes bolsos; a ver si encuentro un Pumba o similar!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s